Un nuevo exchange suizo intentará fusionar las criptomonedas con el sistema financiero

Los asesores financieros de las entidades bancarias de muchos países han estado escuchando a sus clientes la misma solicitud durante meses. Les gustaría invertir en criptomonedas como Bitcoin y Ethereum. La curiosidad de los inversores por las criptomonedas está aumentando constantemente. la industria financiera tiene que posicionarse al respecto y o perder el tren. El sector de la banca más avezado a los productos innovadores, la banca de inversión, está empezando a explorar nuevos instrumentos financieros y, como no, con la banca suiza a la cabeza.

En Suiza se creará, bajo el nombre SCX (Swiss Crypto Exchange), el primer exchange tiempo real de criptomonedas regulado por la legislación bancaria helvética con conexión directa con la banca minorista y de la banca de inversión.

A dicha iniciativa se la ha dotado de 2,5 millones de francos suizos de la bolsa de valores. Esta información ha sido confirmada por el futuro Director Gerente, Cyrill Tröndle. La plataforma estará disponible desde el 5 de noviembre. La mano que anda detrás de esta iniciativa es un banco suizo cuyo nombre aún no se ha hecho público.

CRIPTOMONEDAS CONECTADAS A LOS BANCOS

Detrás del proyecto está la empresa Swiss Future Project aunque pronto cambiará su nombre a Blockworks y se dirigirá a Zurich: la compañía ha alquilado oficinas en Dübendorf. El Director Gerente es Cyrill Tröndle.

“Hoy en día debe enviar su dinero al extranjero si comercia en Suiza en tiempo real con criptomonedas. Queremos cambiar eso” apunta Cyrill Tröndle.

La idea básica del proyecto es construir una plataforma a la que los bancos suizos y sus clientes puedan unirse. “Queremos unir al viejo y al nuevo mundo”, dice Tröndle. Se creó el llamado MVP, la primera versión del software en funcionamiento. Tröndle cuenta con el respaldo de la compañía de inversiones Centurium y otros inversores, según informa el periódico “Sonntagszeitung”.

La industria criptográfica suiza ve con buenos ojos los planes de SCX , pero también se apunta lo ambicioso y arriesgado de la misión de la empresa.

LOS PRIMEROS PASOS CON BITCOIN Y ETHEREUM

En una primera fase, que comenzará en unas pocas semanas, SCX ofrecerá servicios como correduría de bitcoin y Ethereum exclusivamente. Los clientes registrados pueden comprar en SCX, Bitcoin y Ether, y recibirlos de inmediato. El precio se basa en los precios de la bolsa de valores internacional Bitstamp. Todavía no existe un libro de pedidos con órdenes de compra y venta. Así que SCX está haciendo lo mismo que los otros dos corredores suizos Bitcoin Suisse en Zug y Bity en Neuchâtel. “Es una especie de lanzamiento suave”, dice Tröndle. Con esto se pretende atraer a los primeros clientes, no solo a los inversores institucionales sino también a los clientes privados. En esta fase aún no está prevista la conexión con la industria financiera. Su integración será posterior, cuando esta plataforma se consolide sea probada en toda su extensión.

En la segunda fase SCX debe convertirse en una plataforma de intercambio con libros de pedidos en tiempo real. Según Tröndle, esta fase ya debería haberse alcanzado en la primera mitad de 2018. El foco es entonces la conexión con los bancos que serán el contacto principal con el cliente.

LOS ACTIVOS ESTARÁN EN LOS BANCOS

Inicialmente el cliente mantendrá una cuenta normal en el banco y pagará allí francos para la compra de monedas criptográficas. Por esta cantidad, el cliente puede comprar en SCX, por ejemplo, Bitcoin. Las contrapartes en la plataforma de negociación SCX también tienen una cuenta en un banco suizo, lo que permite que las transacciones monetarias se realicen dentro del sistema bancario.

SCX se hará cargo de la ejecución inmediata de los pedidos . Dependiendo de las órdenes de los clientes, el saldo de un banco aumentarán en Bitcoin y el del cliente aumentará en francos suizos pero los activos no estarán en ningún momento en la bolsa SCX. “Los clientes solo tienen que confiar en su banco, no en nosotros”, dice Tröndle. Por lo tanto, el concepto incluye que los clientes también tengan su cuenta criptográfica en el banco.

Las criptomonedas se integran, en esta segunda fase, con los bancos o posiblemente compañías especializadas, en nombre de los bancos. Las soluciones correspondientes están en proceso de creación y se espera que estén disponibles en la primera mitad de 2018. A diferencia de las ofertas actuales de Bitcoin de los bancos suizos, los clientes podrán liquidar sus bitcoins o ethereums, para que puedan ser a un billetera privada.

Por ahora, el foco de operaciones estará en Suiza. Sin embargo, el plan es implementar el mismo modelo con compañías independientes en otros países. Estos necesitarían una licencia para el software. El objetivo a largo plazo es fusionar las órdenes de negociación de los respectivos países en SCX, garantizando así más liquidez.

SCX está en contacto con Financial Market Authority,FINMA, la máxima autoridad en temas de regulación de productos financieros del país helvético. Sin embargo, no hay aún confirmación oficial de las autoridades. “Conocemos todas las facetas de la ley y reglamentos que nos pueden afectar”, dice Tröndle. SCX cumplirá con todas las especificaciones. Para algunos temas, las regulaciones simplemente hacía falta ponerlas sobre papel.

Con esta iniciativa vemos como el sistema financiero (que siempre había sido reacio a reconocer o incluir en su cartera a los criptoactivos) va adaptandose poco a poco a el inmenso crecimiento que está experimentando las criptomonedas.

Adaptarse o morir.

Enric Martí

Fánatico de la economía, enganchado a las criptomonedas y yonki de la imagen…en rehabilitación

Enric Martí

Enric Martí

Fánatico de la economía, enganchado a las criptomonedas y yonki de la imagen...en rehabilitación