MADRec: los bancos se adaptan a Ethereum y a la nueva legislación

La plataforma Massive Autonomous Distributed Reconciliation, o Madrec para abreviar, es el proyecto liderado por el gigante bancario suizo UBS, con ayuda de Barclays, Credit Suisse, KBC, SIX y Thomson Reuters, y está diseñado para facilitar a los bancos conciliar una amplia gama de datos sobre sus contrapartes.

Tradicionalmente, las empresas reguladas usan lo que se denomina “identificadores de entidades legales” que se almacenan en un sistema de datos global para ejecutar transacciones en nombre de los clientes, incluso si esos clientes no tienen uno de los códigos. Pero como parte de un amplio cambio regulatorio llamado Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID) II, programado para entrar en funcionamiento en la UE el 3 de enero de 2018, todas las entidades legales elegibles deberán tener y usar estos códigos.

El jefe de los esfuerzos de investigación y desarrollo de blockchain de UBS, Peter Stephens, en una entrevista en exclusiva a otro medio de comunicaciones, dijo:

“la plataforma blockchain podría ayudar a aliviar las demandas normativas, incluso antes de que comiencen”

Construida durante un período de seis meses, la plataforma se convirtió en una red de contrato inteligente diseñada para integrarse con identificadores respaldados por el Comité de Supervisión Regulatoria de Identificadores de Entidades Legales (LEI ROC) y otros. La conciliación de los datos de referencia LEI incluye la clasificación de la industria y la información de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA).

En lugar de que cada empresa verifique la información de forma independiente y concilie los resultados periódicamente, los contratos inteligentes de blockchain garantizarán la precisión casi en tiempo real.

Para hacer esto, los datos de referencia anonimizados se transfieren a la cadena de bloques de Ethereum, mientras que los datos de origen en sí permanecen dentro de la institución. Los contratos inteligentes concilian los datos, permitiendo que los usuarios identifiquen rápidamente las anomalías y las concilien.

Dado que todas las entidades elegibles se someterán a esos mismos estándares, Stephens argumenta que ayudarse unos a otros para garantizar la precisión de su trabajo solo tendrá un impacto positivo en sus resultados finales, dejando espacio para la competencia en otro lugar.

“Es información de referencia pública, no es un diferenciador competitivo”, dijo Stephens.

Jose Felip

Jose Felip

Lo difícil no es aprender, lo difícil es saber enseñar. Editor y coordinador del libro gratuito "La era de las BLOCK punto COM" CEO de bitcoiner.today