Las Criptomonedas de los gobiernos

Hace apenas unas horas conocíamos que “Marui“, una gran cadena de tiendas Japonesa ha empezado a aceptar Bitcoin, no es ningún secreto que Japón es de los principales países en cuanto a uso de Bitcoin en negocios se refiere, y eso nos lleva a preguntarnos cuánto tardarán los gobiernos en desarrollar sus propias criptomonedas. Se ha hablado del interés de países como Rusia e India por crear sus propias criptomonedas, pero es China el país que más en serio se lo ha tomado.

A principios de año leíamos noticias de la caída del precio del Bitcoin debido a la presión del gobierno Chino y su investigación de las transacciones realizadas en las principales plataformas donde cotiza bitcoin como BTCC, Huobi y OKCoin, radicadas tanto en Pekín como en Shanghai. La presión del banco central Chino llegó junto al interés del mismo por un ensayo de intercambio bancario digital usando una criptodivisa que ellos habían creado, con la finalidad de aumentar la transparencia de las transacciones, ayudando a combatir el lavado de dinero y la evasión fiscal a la par que disminuir los gastos de transacción. Esta nueva criptodivisa sería completamente legal, al tener el respaldo del Gobierno, al contrario que ocurre con el Bitcoin, que opera al margen del sistema financiero y que es una herramienta muy eficiente para realizar transacciones que quieren eludir el control de los países e instituciones. Teniendo en cuenta, además que los Chinos son los responsables de la mayor parte de las transacciones con Bitcoin y ante la debilidad de su divisa local han visto en esta criptodivisa una alternativa que les permite eludir las restricciones impuestas por el gobierno Chino a la salida de capitales del país y poder así realizar transacciones fuera de sus fronteras sin impedimentos.

China, segunda potencia mundial, conoce las ventajas del Bitcoin y de lo que podría suponer una “criptodivisa gubernamental” como por ejemplo, una solución real a la saturación de los pagos exteriores, y una criptodivisa podría ayudar a disminuir los impuestos en este tipo de transacciones, serían fáciles de rastrear, pudiendo combatir de mejor manera la corrupción. Además, les sería posible analizar datos y obtener información económica en tiempo real. Esto ayudaría al gobierno en el desarrollo de sus planes y estrategias y obviamente sería un gran avance para un gobierno tan “controlador” como lo es el Chino y obviamente para todos los gobiernos existentes en general que necesitan tomar el control de todo lo que posee cada persona y poder acceder a esas posesiones sin problemas.

De cualquier manera, el Bitcoin y la mayoría de las criptodivisas fueron desarrolladas para ser descentralizadas y no depender de ninguna nación, si un gobierno entra en el campo de la criptografía podría desafiar muchos aspectos de la situación descentralizada de otras monedas. Si la criptodivisa China tiene éxito, otros gobiernos seguirán el mismo camino ¿Cuál sería el resultado final para las criptodivisas no centralizadas si las criptodivisas de los gobiernos empiezan a circular?

Alejandro Fernández

Alejandro Fernández

"Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no puedes lograrla"