Estudio sobre Integridad de los Mercados Virtuales por parte de La Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York

 

La Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York (la “OAG”, por su sigla en Inglés) lanzó la Iniciativa de Integridad de los Mercados Virtuales para proteger e informar a los residentes de Nueva York que comercian en moneda virtual o “crypto“. Después de una investigación publicó un informe basado en análisis técnicos y cuestionarios realizados a trece Exchanges, de las cuales nueve aceptaron participar y otras cuatro alegaron no aceptar transferencias desde Nueva York. Su introducción Resa:

Como medio de intercambio, un producto de inversión, una tecnología y un sector económico emergente, la moneda virtual es compleja y evoluciona rápidamente. La Iniciativa de la OAG, sin embargo, procede de un principio fundamental: los consumidores y los inversores merecen comprender cómo operan sus proveedores de servicios financieros, proteger los fondos de los clientes y garantizar la integridad de las transacciones.

 

La razón para interrogar a las exchanges es que según este departamento:

Las Exchanges varían en cómo han respondido a estos riesgos. Algunos han tomado medidas significativas y concretas para mejorar la seguridad, confiabilidad y transparencia de sus operaciones. Otros no. Mientras tanto, los clientes han tenido acceso limitado a la información necesaria para evaluar la seguridad y la equidad fundamental de las plataformas, o comparar entre ellas.

 

Este interés se despierta tras la movilización de valores hacia las monedas virtuales, siendo Bitcoin aquella con más renombre. Sin embargo, estas monedas tienen una alta volatilidad, además de existir 1800 monedas y cada día nacer más. Dice el texto que “ya no es una zona reservada a los aficionados y expertos en tecnología, la moneda virtual ahora atrae a las firmas de Wall Street y a los inversores minoristas de “mom and pop” (inversores domésticos).

Para acceder al mercado de divisas virtual, los inversores confían en las plataformas virtuales de negociación de activos, a menudo denominadas “Exchanges”. Estas plataformas en línea coinciden con los compradores y vendedores de moneda virtual, que realizan funciones similares a las bolsas de valores tradicionales, lugares de negociación privada y agentes de bolsa. Pero a diferencia de los mercados tradicionales, las plataformas de negociación de activos virtuales que ahora están en funcionamiento no se han registrado bajo las leyes de valores o productos básicos estatales o federales. Tampoco han implementado estándares comunes de seguridad, controles internos, protocolos de vigilancia del mercado, divulgaciones u otras protecciones para el inversor y el consumidor.

En consecuencia, los clientes de plataformas de negociación de activos virtuales enfrentan riesgos significativos. En los últimos años, los piratas informáticos se han infiltrado en las plataformas de operaciones y robado miles de millones de dólares en moneda virtual, dejando a los clientes con pocos o ningún recurso. Los retrasos y las interrupciones en las Exchanges son comunes, lo que deja a los clientes imposibilitados de retirar fondos y son susceptibles a pérdidas significativas debido a la volatilidad de los precios. Los informes públicos también han vinculado ciertas plataformas de negociación con prácticas engañosas y predatorias, manipulación del mercado y abusos de información privilegiada.

La Iniciativa de Integridad de los Mercados Virtuales.

La OAG aplica leyes que protegen a los inversores y consumidores de las prácticas desleales y engañosas y que protegen la equidad y la integridad de los mercados financieros. Con ese fin, en abril de 2018, la Procuraduría General inició la Iniciativa de integridad de los mercados virtuales (la “initiative“), una investigación de de las políticas y prácticas de las plataformas virtuales de negociación de activos. La OAG envió cartas y cuestionarios a trece plataformas comerciales principales. Un ejemplo de carta sigue a este Informe como Apéndice A. El cuestionario (Apéndice B) buscó detalles sobre las operaciones comerciales de las plataformas, así como información sobre cómo las plataformas protegen los activos de los clientes. Las preguntas de la OAG también reflejaron áreas de especial preocupación para los clientes minoristas de todos los días, como interrupciones en el sitio, tarifas y los efectos del comercio automatizado o “bot”.

 

El GAO buscó la participación voluntaria, esperando que las plataformas abrazaran la oportunidad de brindarle al público la claridad que tanto necesita sobre las prácticas y funcionalidades básicas. La mayoría lo hizo. Nueve de las trece plataformas participaron en la Iniciativa: Bitfinex (operado por iFinex Inc.), BitFlyer USA, Inc., Bitstamp, Ltd.,  Bittrex, Inc., Coinbase, Inc., Gemini Trust Company, itBit (operado por Paxos Trust Company), Poloniex (propiedad de Circle Internet Financial Limited) y Tidex (operado por Elite Way Developments LLP). La OAG invitó por separado a HBUS, una plataforma que se hace llamar “socio estratégico” de los EE. UU. De Huobi Inc., para que responda, ya que la plataforma se abrió para el comercio en julio de 2018. HBUS lo hizo y sus respuestas se incluyen en este Informe. La información provista por estas plataformas forma la base de este Informe.

 

Cuatro plataformas – Binance Limited, Gate.io (operado por Gate Technology Incorporated), Huobi Global Limited y Kraken (operado por Payward, Inc.) – afirmaron que no permiten el comercio desde Nueva York y se negaron a participar. La OAG investigó si esas plataformas aceptaban intercambios dentro del estado de Nueva York. Con base en esta investigación, la OAG remitió a Binance, Gate.io y Kraken al Departamento de Servicios Financieros por la posible violación de las regulaciones de moneda virtual de Nueva York.

 

Con respecto a las plataformas que no participaron el OAG advierte que:

“Los clientes también deben saber que las plataformas que se negaron a participar en la Iniciativa de la OAG pueden no tener políticas y procedimientos adecuados que rijan las suspensiones comerciales, interrupciones o mantenimiento programado, y que las monedas virtuales o fijas de los clientes no estén disponibles para transferencia o retiro. sin previo aviso”.

El Informe de Integridad de los Mercados Virtuales

Como conclusión el OAG  a sacado a la luz “El Informe de Integridad de Mercados Virtuales” que   aborda áreas de especial interés para la transparencia, equidad y seguridad de las plataformas virtuales de negociación de activos, y destaca las políticas y prácticas clave de las plataformas que respondieron. El Informe incluye las siguientes secciones:

Sección I: Jurisdicción, aceptación de monedas y tarifas. En esta sección se analiza cómo los clientes se registran en las plataformas de negociación, los controles de acceso establecidos en las plataformas, su aceptación de la moneda fiduciaria (es decir, la moneda tradicional emitida por el gobierno) y sus estructuras de tarifas.

Sección II: Políticas comerciales y equidad de mercado. Esta sección aborda las reglas de negociación vigentes en las plataformas de negociación y la equidad para los inversores minoristas e incluye la discusión de los tipos de órdenes, la disponibilidad de crédito (negociación de márgenes), las políticas de negociación automatizada o algorítmica y las medidas adoptadas (si corresponde) para abordar la manipulación del mercado y otras prácticas comerciales abusivas.

Sección III: Manejo de Conflictos de Interés. Esta sección aborda los conflictos potenciales que pueden surgir entre los intereses de las plataformas virtuales de negociación de activos, sus empleados y sus clientes.

Sección IV: Seguridad, seguro y protección de los fondos del consumidor. Esta sección cubre el uso de auditorías independientes por parte de las plataformas de negociación, sus pruebas de seguridad independientes y su salvaguarda de los fondos de los clientes a través de seguros y otros medios.

Sección V: Acceso a fondos, suspensiones y interrupciones del cliente. En esta sección se analizan cuestiones específicas relacionadas con las transacciones y retiros de clientes, políticas para suspender la actividad comercial, incluida la notificación al cliente en caso de interrupciones o mantenimiento programado.

 

El 18 de septiembre uno de los miembros del OAG  publicó en twitter

El objetivo de este Informe es proporcionar información sobre plataformas virtuales de negociación de activos a los clientes que han utilizado, o están considerando usar, esas plataformas para realizar transacciones en moneda virtual.

Este Informe refleja la información proporcionada voluntariamente por las plataformas. Aunque se solicitó a las plataformas que confirmaran la información que proporcionaron, la OAG no puede garantizar la exactitud de sus respuestas. Además, aunque la OAG se esforzó por incluir plataformas de negociación ampliamente utilizadas en Nueva York, los Estados Unidos y en el extranjero, para proporcionar una instantánea de la industria, sus políticas y procedimientos no son necesariamente representativos de todas las plataformas de negociación. Siete de las diez plataformas participantes:  bitFlyer USA, Bitstamp,  Bittrex, CoinBase, Géminis,  itBit y  la aprobación de Poloniex (Circle); buscan la aprobación  del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (“DFS”) para operar con  monedaa virtuales en Nueva York. Estas empresas deben tener en cuenta que de conformidad con los requisitos de DFS, las empresas con licencia de moneda virtual deben mantener políticas y prácticas diseñadas, entre otras cosas, para proteger los fondos depositados, prevenir el lavado de dinero y la actividad ilegal, y responder a otros riesgos. Dados esos requisitos, y la supervisión y el monitoreo constantes por parte del DFS, es probable que las protecciones del cliente en las plataformas sujetas al régimen de BitLicense sean mejores que las que prevalecen en otras plataformas.

 

Hallazgos clave sobre el estado de los mercados virtuales

La Iniciativa reveló que las plataformas virtuales de negociación de activos varían significativamente en su exhaustividad para responder a los riesgos que enfrentan los mercados virtuales y cumplir con sus responsabilidades con los clientes. La Iniciativa también reveló tres amplias áreas de preocupación para los mercados virtuales:

Las diversas líneas de negocio y las funciones operativas de las plataformas de negociación crean posibles conflictos de interés. Las plataformas de negociación de activos virtuales a menudo participan en varias líneas de negocios que serían restringidas o monitoreadas cuidadosamente en un entorno comercial tradicional. Las plataformas a menudo sirven  como lugares de intercambio, operando la plataforma en la cual los compradores y vendedores comercian monedas virtuales y fiduciarias; en una función similar a un corredor de bolsa tradicional, representando a los comerciantes y ejecutando operaciones en su nombre; como transmisores de dinero, transfiriendo moneda virtual y fiduciaria y convirtiéndola de una forma a otra; como comerciantes propietarios, comprando y vendiendo monedas virtuales para sus propias cuentas, a menudo en sus propias plataformas; como propietarios de grandes tenencias de moneda virtual; y, en algunos casos, como emisores de una moneda virtual listada en sus propias plataformas y otras, con un interés directo en su rendimiento. Además, los empleados de la plataforma, que pueden tener acceso a información sobre pedidos de clientes, nuevas listas de divisas y otra información no pública, a menudo tienen moneda virtual y operan en plataformas propias o competidoras. Cada rol tiene un conjunto marcadamente diferente de incentivos, lo que introduce un potencial sustancial para los conflictos entre los intereses de la plataforma, los expertos en la plataforma y los clientes de la plataforma.

Las plataformas de negociación aún tienen que implementar serios esfuerzos para impedir la actividad de comercio abusivo. Aunque algunas plataformas de divisas virtuales han tomado medidas para vigilar la imparcialidad de sus plataformas y salvaguardar la integridad de su intercambio, otras no. Las plataformas carecen de sólidas capacidades de vigilancia del mercado en tiempo real e históricas, como las que se encuentran en los centros de negociación tradicionales, para identificar y detener los patrones comerciales sospechosos. No existe un mecanismo para analizar estrategias comerciales sospechosas en múltiples plataformas. Pocas plataformas restringen seriamente o incluso monitorean el funcionamiento de “bots” o transacciones algorítmicas automatizadas en sus instalaciones. De hecho, ciertas plataformas de negociación niegan cualquier responsabilidad por evitar que los comerciantes afecten artificialmente los precios. Esos factores, junto con la concentración de la moneda virtual en manos de un número relativamente pequeño de los principales comerciantes, dejan a las plataformas muy susceptibles al abuso. Solo un pequeño número de plataformas ha tomado medidas significativas para disminuir esos riesgos.

Las protecciones para los fondos de los clientes a menudo son limitadas o ilusorias. Los métodos generalmente aceptados para auditar activos virtuales no existen, y las plataformas de negociación carecen de un enfoque consistente y transparente para auditar independientemente la moneda virtual supuestamente en su posesión; varios no afirman hacer ninguna auditoría independiente de sus tenencias de moneda virtual en absoluto. Eso hace que sea difícil o imposible confirmar si las plataformas tienen de forma responsable los activos virtuales de sus clientes como se reivindica. Los clientes están muy expuestos en caso de piratería o retirada no autorizada. Si bien el seguro de depósitos nacional o extranjero puede compensar a los clientes por ciertas pérdidas de moneda fiduciaria robada o sustraída, no hay una compensación similar disponible para las pérdidas de divisas virtuales. Existen serias dudas sobre el alcance y la suficiencia del seguro comercial que ciertas plataformas pretenden llevar para cubrir las pérdidas de activos virtuales. Otras plataformas no aseguran en absoluto contra pérdidas de activos virtuales.
Al destacar estas debilidades, así como otras consideraciones importantes para los consumidores, la OAG espera educar a los clientes y alentar al mercado de activos virtuales a adoptar políticas que garanticen la integridad de las transacciones. A medida que el sector madure, la OAG espera plataformas de negociación responsable, en coordinación con los defensores de los consumidores, los reguladores y la aplicación de la ley, para expandir la transparencia, la seguridad, la equidad y la responsabilidad de sus negocios.

 

Daniela Caro

Escritora de nacimiento, curiosa de profesión… eterna aprendiz de la Blockchain.

Daniela Caro

Daniela Caro

Escritora de nacimiento, curiosa de profesión... eterna aprendiz de la Blockchain.