Engaños, fraudes y dolores de cabeza (2a parte)

Hoy continuamos con las estafas y  ahora, con lo que más nos encontramos es con ICOS ( Ofertas Iniciales de Moneda) que intentan recaudar fondos con dudosos fines. Es dificil confiar hoy en día y esto es triste, porque la idea de poder sacar adelante un proyecto apoyado por una comunidad Blockchain a través de “la tokenización de una idea”… este concepto prometía una mejora poniendo el avance de la tecnología en manos de la comunidad.

Pero no se pudo, ha sido imposible gracias a “los paracaidistas”, los “aprovechados”, “iluminados” que rompieron el sistema engañando a la gente, a usuarios. Llegaron a finales del 2017 con las noticias de la subida del Bitcoin y comienzan a aparentar formar parte de la comunidad y saber como hacer las cosas utilizando palabras “rimbombantes” ¿Te suena? Yo les llamo “Paracaidistas” y se encuentran en todas partes, intentando sacar satoshis a los usuarios de criptomonedas por cualquier cosa. Pero sigamos con las ICOS.

 

Después del “Hype” de  este sistema basado en la  creación de token de la red Ethereum donde muchos proyectos fueron exitosos y reales otros nos decepcionaron:

 

PlexCoin ($15 millones)


La ICO de PlexCoin fue suspendida en diciembre de 2017 por la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC) en respuesta a una denuncia oficial de que el fundador Dominic Lacroix estaba defraudando a inversionistas estadounidenses y canadienses. La denuncia alegaba que Lacroix estaba anunciando un astronómicamente alto retorno de 1,354% (que la SEC determinó que no podía ser entregado), impulsando a un grupo de expertos falsos a llevar legitimidad a su proyecto, y tratando de ocultar sus crímenes financieros pasados, que incluían estafar a los inversionistas en un emprendimiento de microcrédito.


Benebit ($2.7 – $4 millones)
Benebit afirmaba que utilizaba un sistema de tokens Blockchain para unificar los programas de fidelización de clientes, como las millas de viajero frecuente. Esta ICO tenía todos los atributos de legitimidad, incluido un canal de telegramas moderado con más de 9.000 miembros, un presupuesto de comercialización de más de 500.000 dólares y promociones para la pre-venta de tokens. Con un concepto novedoso, un white paper serio y unos dólares de marketing bien gastados, el equipo de Benebit fue capaz de generar mucha publicidad y los inversores comenzaron a comprar.

Sin embargo, las cosas empezaron a ir mal cuando alguien notó que las fotos del equipo parecían haber sido robadas de una escuela británica para chicos. Los datos de pasaporte proporcionados por los “fundadores” eran falsos. Después de esta revelación, el equipo que estaba detrás de la estafa comenzó a tirar abajo cualquier cosa relacionada con Benebit, incluyendo el sitio web, el white paper y las cuentas en medios sociales. Las estimaciones varían, pero se cree que los estafadores se han ido con al menos $2.7 millones y hasta $4 millones.

Opair and Ebitz ($2.9 million)
Una comunidad motivada de pequeños inversores que invirtieron dinero en Opair y Ebitz están tratando de localizar a un misterioso desarrollador conocido sólo como Wasserman, el aparente cerebro detrás de dos estafas de ICO que marcaron un total combinado de 388 BTC.

Opair promovió un sistema descentralizado de tarjetas de débito utilizando su propio token, XPO. Los usuarios descubrieron que los perfiles LinkedIn de algunos de los miembros del equipo eran falsos y Opair desapareció rápidamente, pero no antes de generar poco menos de 190 BTC en su ICO en el verano de 2016.

El sitio web de Ebitz fue eliminado poco después, pero la ICO consiguió reunir unos 200 BTC antes de desaparecer; aunque muchos usuarios especulan que el BTC vino en su mayoría de los desarrolladores para proporcionar un “volumen falso”, o la impresión de que muchas personas ya habían invertido en el proyecto con el fin de aumentar la confianza y atraer a otros inversores para comprar su token

REcoin y RDC ($300.000)

A primera vista, REcoin (moneda inmobiliaria) y DRC (Diamond Reserve Club) trataron de hacer algo ambicioso y atrevido: crear una criptomoneda que estuviera respaldada por activos del mundo real: bienes raíces y diamantes. Su fundador, Maksim Zaslavskiy, afirmó que ambas empresas de nueva creación contaban con todo el personal, se habían contratado abogados y ya habían establecido relaciones con minoristas e inversores, pero nada de eso era cierto.

La SEC alega que ni REcoin ni DRC tuvieron “operaciones reales”, que ambas startups habían tergiversado su nivel total de inversión, y que ninguno de los proyectos propuestos tenía tokens o nada que ver con Blockchain. La SEC decidió que REcoin y DRC no eran ICOs y que en realidad eran valores, lo que llevó a la detención de Zaslavskiy el 29 de septiembre de 2017. Según la SEC, Zaslavskiy logró recaudar unos $300.000 antes de ser capturado, a pesar de que inicialmente dijo que los fondos recaudados de ambas ICOs ascendían a más de $2 millones.

PonziCoin ($250,000)

Sí, PonziCoin es una verdadera criptomoneda, y sí, algunas personas muy ingenuas fueron separadas de su dinero después de invertir en ella. Más sorprendente aún, el PonziCoin más reciente, que se autoproclama como “el primer esquema Ponzi legítimo del mundo”, es en realidad el segundo PonziCoin que existe. El primero salió en 2014 y se ganó unos $7.000 en criptomoneda, que según algunas estimaciones podría haber valido más de $2 millones hoy en día.

Otro proyecto PonziCoin apareció en 2017 utilizando la misma dirección web.

¿Existen aun proyectos ICOS honrados?

Si, si existen. Como indico en un principio, este sistema puede significar “Tokenizar ideas” entregando poder a la comunidad. Pero hay que tener en cuenta medidas para entrar de manera segura a un proyecto.

El proyecto debe contar con un Libro Blanco que explicite que soluciones ofrecerá y una Hoja de Ruta que dé cuenta de los planes futuros del proyecto. Generalmente, en el Libro Blanco de los proyectos que lanzan una ICO se especifica la cartera en la que se depositarán los recursos de la oferta. ¿Es verificable la cartera de custodia en la blockchain? ¿quienes la manejan? Si esta información no puede ser obtenida ni corroborada, algo puede no andar bien. Además, debe estar especificada la forma en la que se depositarán los fondos, evitando posibles errores por la plataforma que se utilice.

Antes de invertir debemos asegurarnos que la ICO tiene

  • Whitepaper,
  • Mapa de Ruta,
  • Información de sus miembros
  • Bitcointalnk
  • Reddit
  • ForoBits
  • Github.

    También es necesario preguntarse de qué manera se manejarán los fondos. Un elemento fundamental es conocer cómo será la distribución de los tokens, cuál será la cantidad total a recaudar, la que se destinará a la ICO, la que formará el capital de reserva y cuál conservarán los desarrolladores.

    El proyecto también debe especificar de qué manera se utilizarán los fondos recaudados, y a pesar de que no se espera una información pormenorizada, si unas líneas centrales de ejecución.

    Es interesante conocer si existen alianzas del proyecto con casas de cambio de renombre en la comunidad. De no haberlas, si están planteadas para el futuro. ¿Qué tan implicado está en la comunidad?

 

Y por supuesto, no está demás consultar los foros especializados… como siempre, preguntar, preguntar y preguntar. 

Daniela Caro

Escritora de nacimiento, curiosa de profesión… eterna aprendiz de la Blockchain.

Daniela Caro

Daniela Caro

Escritora de nacimiento, curiosa de profesión... eterna aprendiz de la Blockchain.