El Petro y Venezuela: El cielo y el infierno de las criptomonedas

Venezuela, ese país que anunció la creación de la primera criptomoneda respaldada por un Estado, el Petro. Durante años uno de los países con la  mayor comunidad minera y Blockchain en América y desde el primero de septiembre de este año es el primer Estado en anclar el salario mínimo por trabajador a una criptomoneda. Es también uno de los países donde más ha crecido porcentualmente el uso de Bitcoin primero y luego todas la criptomonedas, ya que la hiperinfación hace que, aún con la volatilidad, compense su uso, incluso en el día día.

Pero el cielo llega hasta aquí… a partir de este punto empiezan las sombras

El 30 de agosto la agencia Reuters en un reportaje especial, muy bien documentado, anunció que el Petro no existía y que de facto no podría ni comprase ni venderse .Incluso en este excelente reportaje hay claros y oscuros como por ejemplo, que en este se obvia el dato de que el Petro es aún de hecho una ICO (Initial Coin Offering) y como tal aún no existe ninguna blockchain vinculada a el Petro, es decir, que hasta ahora solo se han vendido una serie de tokens basados en la blochhain de NEM que corresponden  a inversores anónimos.

Pero por otra parte el resto del reportaje deja patente que el Gobierno de Nicolás Maduro no ha creado, desde su primera la publicación del Libro Blanco del Petro, ninguna infraestructura más allá de las que hay disponibles en la red para adquirir tokens de Petro, ni los organismos anunciados que regularán la criptonomoneda, ni de los recursos o commodities que debían respaldarla.

El respaldo que tiene el Petro, primordialmente, se basa en la futura explotación de los campos petrolíferos de Atapire ubicados en la zona central del país que en este momento están abandonados esperando su explotación, pero sobretodo están esperando una inversión que el gobierno de Caracas no puede permitirse en estos momentos.

Si bien también está respaldada por una cesta de commodities que el Gobierno posee, como el oro o los diamantes, esa cesta también queda en entredicho por la turbulenta situación económica que vive Venezuela a causa de la hiperinflación galopante que vive el país.

El Gobierno de Maduro se niega a dar datos fehacientes sobre el estado actual del Petro, si bien Nicolás Maduro ha ordenado a los bancos nacionales a adoptar el Petro como “unidad de cuenta” debiendo así reflejar sus balances en Bolivares soberanos y en Petro simultáneamente, lo cual sería una excelente noticia para el Petro y las criptomonedas en general,pero la cuestión de fondo es que el Petro ,en este momento tiene un valor completamente arbitrario fijado en 60 $, ya que dicho valor aún no se ha expuesto al mercado ya que la lista de exchages autorizados a vender el token es casi inexistente, y a la nula capacidad del Gobierno de Caracas de respaldarlo, además de muchas otras dudas que en este momento acechan a la criptomoneda Venezolana.

La rocambolesca política económica de Maduro tampoco ayuda mucho. En una medida sin precedentes el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela decidió abordar una llamada “Reconversión Monetaria” y redenominar el Bolivar a Bolivar Soberano y en ese proceso la moneda la moneda perdió cinco ceros, es decir, algo que valía 10.000 Bolivares ahora vale 1 Bolivar soberano.

“Ustedes dolarizan los precios, yo petrolizo los salarios. He decidido implementar un nuevo salario mínimo basado y anclado en el Petro, por eso he fijado el salario mínimo para todas las tablas salariales Bs S 1800 o 0.50 Petros,base para la actualización salarial, petrolizando el salario ” indicó Maduro

El mandatario señaló que la nueva unidad contable, el petro, tiene un valor de 3.600 bolívares soberanos, o
360.000.000 bolívares fuertes, por lo que el salario equivale a 0.5 petro.

Visto este escenario lo que pudo haber sido la noticia del año en el mundo de las criptomonedas ha pasado a ser una inmensa incógnita con tintes de “hacerse trampas al solitario” ya que es imposible saber en estos momentos cuanto valdrá el Petro a pesar de la fuerte apuesta por el que el gobierno de Caracas ha hecho.

¿Como puede afectar esta situación al ecosistema de las criptomonedas?

Es francamente dificil de vaticinar. en primer lugar es una más de las constataciones de que las cadenas ligadas a los estados no pueden funcionar dada la tendencia natural de estos al control centralizado, en contrapartida clara a la filosofía, más menos generalizada, descentralización de las criptomonedas.

Por otra parte también queda bastante claro que para cualquier estado será  mucho más fácil,barato y transparente adoptar alguna de las blockchain existentes.

También parece claro que con el Petro se van a desvanecer las esperanzas de combatir la hiperinflación mediante las criptomonedas. pero en este caso, como siempre, el pueblo ya ha tomado la decisión adoptando las criptomonedas como refugio para el monstruo inflacionario.

Las medidas de bloqueo del omnipresente gigante estadounidense vetando a sus ciudadanos la compra o venta de Petros son indudablemente un factor a tener en cuenta así como la ingente campaña de desprestigio y contrainfiormación que hay alrededor de cualquier cosa que tenga que ver con Venezuela. La peligrosa equiparación de “Venezuela igual a “fracaso de las criptomonedas” siempre estará en el aire y es , sin duda, una amenaza para el ecosistema de las criptomonedas.

Sin embargo la oportunidad de que las criptomonedas puedan ser una herramienta muy valiosa a la hora de combatir políticas monetarias suicidas en países fallidos esta ahí y es una oportunidad que la comunidad cripto y el pueblo venezolano no pueden permitirse el lujo de perder.

 

 

Enric Martí

Fánatico de la economía, enganchado a las criptomonedas y yonki de la imagen…en rehabilitación

Enric Martí

Enric Martí

Fánatico de la economía, enganchado a las criptomonedas y yonki de la imagen...en rehabilitación