El Bitcoin derrochador de energía: Nueva acusación

El Bitcoin está acostumbrado a recibir acusaciones, sobre todo del ámbito moral. Estamos acostumbrados que el mundo de las criptomonedas sean asociadas con el oscurantismo, con el tráfico o con la ilegalidad.

Ahora también se le acusa por el exceso del uso de energía eléctrica. Cito:

El consumo anual de electricidad del minado de Bitcoin supone unos 29.05TWh, lo cual se traduce en el 0,13 por ciento del total global. Puede no aparentar tanto hasta que, efectivamente, se compara con lo que consume cada país por separado, como ha hecho Power Compare en unos mapas que permiten comprobar con pasmosa efectividad el fenómeno de esta criptomoneda que –aún– no conoce límites.

Estos datos están bien contrastados, pero deberíamos ser capaces de puntualizar algunos aspectos:

1- Aunque el minado de Bitcoin consume energía eléctrica, al ser considerado un sistema de producción, comparado con otras industrias que generen el mismo volumen de negocio, no es tan alto (y recordar que a más consumo, mas seguridad en la red Bitcoin).

2.- Los contaminantes emitidos son menores que cualquier sistema de producción, de cualquier industria.

3.- El hecho de que “No conoce límites” no es exacto, ya que sí lo tiene. Sólo podrán minarse 21 millones de Bitcoin, no más. Terminado este periodo, el consumo debería de bajar, ya que no generará incentivos suficientes.

Además de estos hechos, existen otras criptomonedas que no necesitan tanta potencia eléctrica como se menciona, es el caso de NAVcoin, con un sistema de minado POS (proof of stake) y muchas otras monedas que utilizan este sistema o DPOS (delagated proof of Stake) de manera de lograr una minería eco-friendly.

Porque nuestro mundo avanza hacia todos lados, el social y también hacia la ecología; por lo que, aunque hoy el sistema de producción minera consume electricidad, no significa que nosotros como usuarios o nuestros desarrolladores, no estén dando pasos más rápido que cualquier sistema económico, industria o sistema de producción.

Solo una pregunta ¿Qué pasaría si reunimos a todos los bancos, con sus servidores, ordenadores, carteles publicitarios (de esos que iluminan la calle), con esas luces encendidas constantemente que provocan depresión?¿De verdad quieren que pensemos que gastan menos que los mineros?

La diferencia es que en el mundo de las criptomonedas existen muchos desarrolladores que buscan una solución y la encuentran, esto en un sistema que ha nacido hace menos de diez años. En cambio, ellos, sus bancas y sus bancos llevan más de un siglo y sólo se han dedicado a señalar con el dedo.

Daniela Caro

Daniela Caro

Escritora de nacimiento, curiosa de profesión... eterna aprendiz de la Blockchain.

2 comentarios sobre “El Bitcoin derrochador de energía: Nueva acusación

  • Avatar
    el noviembre 30, 2017 a las 9:49 am
    Permalink

    Voy a hacer un comentario demasiado largo, pero necesario, y lo voy a dividir en varias partes:

    En primer lugar, los datos están bien contrastados. Aquí tenemos el razonamiento que nos dice que hay un sesgo bastante grande en los datos: 1 http://blog.zorinaq.com/serious-faults-in-beci/ y 2 http://blog.zorinaq.com/bitcoin-electricity-consumption/

    En segundo lugar, un artículo donde compara el consumo de la red Bitcoin con el consumo de varios gadgets para demostrar que el consumo de la red de minería Bitcoin no es, ni de largo, el mayor. Posiblemente las lavadoras de todo el mundo consumen dos veces más energía que la red de Bitcoin. https://www.xataka.com/empresas-y-economia/la-energia-necesaria-para-minar-un-bitcoin-es-la-misma-que-gasta-un-hogar-en-un-mes-segun-ing

    En tercer lugar, las leyes físicas nos demuestran que a medida que avanza el estado del arte de la tecnología se consigue mayor eficiencia a cambio de un menor consumo de energía. Los ordenadores de 1997 consumían muchísima más energía por unidad de cálculo que los actuales. Por tanto es cuestión de tiempo que se alcancen mejores niveles de eficiencia de cálculo con un consumo mucho menor en cuestión de una década.

    Y en cuarto lugar, muchos proyectos de minería buscan cada vez más mejorar la eficiencia energética mediante la autoproducción, principalmente a través de paneles solares, con el objeto de eliminar la dependencia del oligopolio eléctrico. Por tanto, estos equipos no deberían contarse en el consumo energético, ya que producen la energía que consumen, y el balance es cero o negativo en el caso de que vuelquen su energía sobrante a la red.

    La labor de las personas críticas es poner en duda cualquier noticia que salga en un medio y contrastarla con otras informaciones, o seremos esclavos de los que quieren manipularlos. Solamente la verdad nos hace libres.

    • Daniela Caro
      el noviembre 30, 2017 a las 8:11 pm
      Permalink

      Hola, madre mía tu comentario es casi tan largo como mi artículo.

      Como bien dices los datos de esta noticia estás bien (por algo deja el enlace) salvo porque el consumo eléctrico de Bitcoin no tendrá límites.

      Y luego me centré en el consumo percapita, pero eso no es lo importante en este caso, verás… si lees un artículo anterior mio, esto viene de acusaciones “Bitcoin Malo”. Por eso es la pregunta sobre los bancos. Un sistema financiero que no ha mejorado su consumo en más de un siglo ¿Puede venir a criticarnos ahora? lo digo por la fuente, una revista económica. Además, el Bitcoin como tal no es de uso doméstico como una lavadora, pero si genera riqueza ¿Entiendes por dónde voy?.

      De todas formas, agradezco profundamente tu aportación ya que enriquece esta publicación y gracias por estar ahí.

Comentarios cerrados.